22 de abril de 2010

Tipos de discapacidades

Informe de Ana Laura Mastropierro - Construir y decorar



Normalmente consideramos que el 10% de la población sufre de algún tipo de discapacidad permanente, también tenemos que incluir a los discapacitados temporales y a los mayores de edad, lo que nos puede llegar a duplicar esta cifra.

Los discapacitados temporales son por ejemplo:
Las mujeres embarazadas, personas que han sufrido un accidente, mayores de 60 años con capacidades físicas disminuidas, personas obesas y personas en rehabilitación post quirúrgica.

Los discapacitados permanentes:
-Personas con discapacidad física motriz: el semi ambulatorio, que puede realizar actividades en forma parcial, y el no ambulatorio, que tiene que desplazarse en silla de ruedas.
-Personas con discapacidad sensorial: la persona que tiene sordera necesita de una alternativa visual e iluminación adecuada, que permita una clara lectura labial.
-El Hipo acústico tiene un resto auditivo que puede ser rehabilitado, necesita de un acondicionamiento acústico, sistemas de sonorización asistida, duplicación de la información verbal mediante gráficas o señales luminosas.

-La ceguera presenta la perdida total de la visión, por lo tanto se requieren espacios libres de riesgos, información táctil y auditiva que remplace a la sensorial.
-La disminución visual puede ser leve, moderada o grave, por lo que se requiere de una iluminación que potencie su resto visual útil, colores contrastantes, y un tamaño adecuado de la información gráfica.
-Personas con discapacidad mental.
-Comunicación (verbal o analfabetismo)


Vivir en la ciudad
Constantemente nos movemos entre el espacio privado, que es nuestro hogar, y el espacio público, que corresponde a las calles por donde circulan los vehículos, y las veredas, destinadas a la circulación peatonal.
La parte pavimentada de la vereda debe ser de trazado recto y permanecer libre de obstáculos. En las restantes partes de la vereda se ubican las instalaciones (iluminación, semáforos, señalización, etc), el mobiliario urbano (cabinas telefónicas, cestos de residuos, buzones, bancos, etc.) y los accesos a las edificaciones.
Otro obstáculo son los elementos que encontramos en la vereda como por ejemplo las rejillas, tapas de registro, señalizaciones, paradas de colectivos etc. Los cuáles significan un serio riesgo para personas con discapacidad visual.
Si no se realiza un mantenimiento de la vegetación, también puede resultar un obstáculo.
Otro obstáculo importante se presenta al cruzar la vereda. Algunas personas no pueden moverse fácilmente entre los autos y los desniveles. Por lo tanto hay que adaptar cruces peatonales para que las personas en silla de ruedas, ciegas y con discapacidades puedan desplazarse con seguridad.
Los estacionamientos deben cumplir con normas mínimas de dimensión y ubicación para los discapacitados.

(continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada